lunes, 8 de febrero de 2010

.No.... y lo sabes.

- Me pones.
- ¡Venga ya!-
- ¿Me dejarías hacerte el amor?
- No, sabes de sobra que yo no soy ninguna de tus admiradoras.
- Lo suponía, pero realmente me gustas.

La muchacha se despidió con una sonrisa y se fue.

- Joder, lo decía enserio- susurro, cuando ella no podia oirle.

1 comentario:

  1. jajajajaja! GRAN entrada! me ha encantado, de verdad ;)

    besos

    ResponderEliminar